Alemania asume la presidencia del Consejo de la Unión Europea

Alemania asume la presidencia del Consejo de la Unión Europea

Como sucede cada seis meses, la Presidencia del Consejo de la Unión Europea cambia de país y, desde el pasado 1 de julio y hasta finales de diciembre de 2020, el turno es para Alemania, uno de los países fundadores de la Unión Europea y que asumió esta posición otras doce veces en el pasado.

De esta manera, Croacia le pasa el testigo a Alemania tras encargarse de la presidencia durante el primer semestre de 2020, un semestre marcado, sin duda, por la pandemia del coronavirus. Por eso, el primer objetivo de la presidencia alemana en el Consejo de la UE será poner la vista en la recuperación tras la crisis del COVID-19.

Esta crisis ha afectado de diversas maneras a los diferentes estados miembros de la Unión Europea y, para ayudar a aquellas regiones que se han visto más afectadas, existe un plan europeo para la recuperación, que ya comentamos con anterioridad en esta página.

Para Alemania, la prioridad será apuntalar este plan de actuación, concretarlo e impulsar la recuperación y el crecimiento de nuestro continente. Pero hay más objetivos.

 

 

Las prioridades de Alemania en la presidencia del Consejo de la UE

La Presidencia alemana del Consejo de la UE tendrá como primera prioridad que se logren cerrar acuerdos para la superación de la crisis del coronavirus y sus consecuencias sanitarias, económicas y sociales en Europa.

En ese sentido, Alemania liderará la lucha contra la propagación del virus, apoyará la recuperación de la economía europea y reforzará la cohesión social, para lo cual debe defender la actuación conjunta aprobada, la solidaridad europea y los valores comunes.

Otros temas prioritarios importantes son los avances en la digitalización, la protección del medio ambiente, la igualdad social y la política de seguridad común, además de reforzar la política exterior.

Estas prioridades se rigen por el lema: «Juntos por la recuperación de Europa».

 

El programa de la Presidencia alemana del Consejo de la UE

Vamos a dedicar algunas palabras más a los seis puntos principales del programa de la Presidencia alemana del Consejo de la UE.

  1. La superación de las consecuencias a largo plazo de la crisis del coronavirus y la recuperación económica y social en todos los países miembros. Esto se conseguirá trabajando todos juntos, de manera coordinada y primando la economía sostenible y la recuperación social. Además, hemos de aprender de nuestras experiencias con la pandemia COVID-19 y trabajar juntos para sentar las bases que aseguren que la UE sea aún más capaz de responder a los retos futuros.
  2. Una Europa más fuerte e innovadora. La pandemia de COVID-19 ha demostrado más claramente que nunca que Europa debe lograr la soberanía en el mundo digital para seguir siendo capaz de actuar por sí misma también en el futuro.
  3. Una Europa justa. La cohesión social, la seguridad social y la solidaridad son las piedras angulares de una Europa justa. La pandemia de COVID-19 ha provocado importantes disrupciones en la vida cotidiana de muchos europeos y ha agravado las desigualdades, por lo que es perentorio reorientar la situación para que ningún europeo se quede afuera.
  4. Una Europa sostenible. La superación de las negativas consecuencias económicas y sociales de la pandemia de COVID-19 debe hacerse de manera inclusiva y ayudando a dar forma a la transición hacia una economía sostenible.
  5. Una Europa segura y de valores comunes. La protección de nuestros valores compartidos, derechos y libertades individuales es una de las características de la Unión Europea. La recuperación debe hacerse en base a estos valores.
  6. Una Europa fuerte en el mundo. Durante su presidencia, Alemania apoyará al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, poniéndose al servicio de una política de acción exterior europea unida, responsable y poderosa.

Acto solemne de izado de bandera en la sede de las Instituciones Europeas en España

En el tradicional acto de izado de la bandera que se celebra en la sede de las Instituciones Europeas en España, y que se llevó a cabo el pasado 1 de julio, se ha honrado el inicio de la presidencia alemana del Consejo como se hace habitualmente, quitando al bandera de la presidencia saliente, en este caso la croata, y alzando la entrante, la alemana.

En dicho acto, Wolfgang Dold, Embajador de la República Federal de Alemania en España, recalcaba que «para seguir estabilizando la situación sanitaria, coordinar la salida de las medidas de crisis, impulsar con empeño la recuperación económica y fortalecer la cohesión social hace falta una actuación decidida, una actuación conjunta y coordinada. Por ello, nos empeñamos en conseguir un acuerdo político sobre el fondo de reconstrucción y el próximo marco financiero plurianual todavía antes de las vacaciones de verano. Es un objetivo ambicioso, pero a la vez alcanzable y necesario».

Por su parte, Francisco Fonseca, Director de la Representación de la Comisión Europea en España, señaló que «con Next Generation EU, la Comisión Europea ha hecho la propuesta más ambiciosa de su historia: 750 000 millones de euros y un marco financiero plurianual reforzado con una estrategia de crecimiento verde y digital para Europa que permita superar la crisis del COVID-19. A lo largo de la Presidencia alemana, esta propuesta deberá concretarse y se medirá la ambición con la que los países de la UE quieren afrontar la recuperación».

La presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea terminará el próximo 31 de diciembre de 2020, para dar paso a Portugal, entre enero y junio de 2021.