Este es el plan europeo para recuperarnos de la crisis tras la pandemia

Este es el plan europeo para recuperarnos de la crisis tras la pandemia

Europa está pasando uno de los momentos más cruciales de su historia. Y la Unión Europea, también.

Los más golpeados por la crisis del coronavirus son quienes han perdido un familiar o un ser querido. Sin embargo, los daños de esta pandemia han ido más allá.

Millones de empleos perdidos, miles de empresas que han tenido que echar el cierre y muchas más han logrado sobrevivir, pero tendrán que luchar muy duramente para seguir funcionando en los próximos meses y, quizás, años.

El coronavirus ha sacudido los cimientos de Europa y del mundo entero y ha puesto a prueba nuestros sistemas sanitarios y de bienestar, nuestras sociedades y economías y nuestro modo de vivir y trabajar juntos.

Para proteger las vidas y los medios de subsistencia, reparar los daños al mercado único y forjar una recuperación sostenible y próspera, la Comisión Europea propone aprovechar todas las oportunidades que brinda el presupuesto de la UE.

Por eso, ha presentado una propuesta de plan de recuperación, una recuperación que sea sostenible, uniforme, inclusiva y justa para todos los Estados miembros.

El plan se basa en un nuevo instrumento de recuperación, Next Generation EU,  y en reforzar el presupuesto a largo plazo de la UE.

Next Generation EU, dotado con 750 000 millones de euros, y los refuerzos del presupuesto a largo plazo de la UE para el período 2021-2027 elevarán la capacidad financiera total del presupuesto de la Unión a 1,85 billones de euros.

Porque, como dice la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, este es el momento de Europa: «El plan de recuperación convierte el enorme desafío al que nos enfrentamos en una oportunidad, no solo mediante su apoyo a la recuperación sino también invirtiendo en nuestro futuro: el Pacto Verde Europeo y la digitalización darán impulso al empleo y el crecimiento, a la resiliencia de nuestras sociedades y a la salud de nuestro medio ambiente».

Además, la Comisión ha revelado su programa de trabajo de 2020 ajustado, en el que se dará prioridad a las medidas necesarias para relanzar la recuperación y la resiliencia de Europa.

Un instrumento de futuro

Next Generation EU reunirá fondos elevando temporalmente el límite máximo de los recursos propios hasta el 2 % de la renta nacional bruta de la UE, lo que permitirá a la Comisión obtener prestados esos 750 000 millones de euros en los mercados financieros.

Esta financiación se canalizará a través de los programas de la UE y se reembolsará a lo largo de un período de tiempo prolongado mediante los futuros presupuestos de la UE, no antes de 2028 ni después de 2058.

Para que esto pueda hacerse de forma justa y compartida, la Comisión propone una serie de nuevos recursos propios. Además, con el fin de que los fondos lleguen lo antes posible a quienes más lo necesitan, la Comisión propone modificar el actual marco financiero plurianual 2014-2020 para que pueda disponerse de 11 500 millones de euros adicionales de financiación ya en 2020.

Los fondos reunidos para Next Generation EU se invertirán en tres pilares:

  1. Apoyo a los Estados miembros en sus inversiones y reformas:
  • Un nuevo Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de 560 000 millones de euros ofrecerá apoyo financiero para inversiones y reformas, en particular relacionadas con las transiciones ecológica y digital y la resiliencia de las economías nacionales, vinculándolas a las prioridades de la UE. Ese mecanismo estará dotado de un mecanismo de subvenciones de hasta 310 000 millones de euros y préstamos por hasta 250 000 millones de euros. El apoyo se concentrará en los países más afectados.
  • Un complemento de 55 000 millones de euros a los actuales programas de la política de cohesión entre 2020 y 2022, en el marco de la nueva iniciativa REACT-UE, que se asignará en función de la gravedad de las repercusiones socioeconómicas de la crisis.
  • Una propuesta para reforzar el Fondo de Transición Justa hasta los 40 000 millones de euros para asistir a los Estados miembros en la aceleración de la transición hacia la neutralidad climática.
  • Un refuerzo de 15 000 millones de euros para el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, de apoyo para que las zonas rurales acometan los cambios necesarios en consonancia con el Pacto Verde Europeo y alcancen las ambiciosas metas fijadas en las nuevas estrategias de biodiversidad y «de la granja a la mesa».
  1. Relanzar la economía de la UE incentivando las inversiones privadas:
  • Un nuevo Instrumento de Apoyo a la Solvencia movilizará recursos privados para apoyar urgentemente a empresas europeas viables de los sectores, las regiones y los países más afectados. Contará con un presupuesto de 31 000 millones de euros, con objeto de desbloquear 300 000 millones de euros en apoyo a la solvencia para las empresas de todos los sectores económicos y prepararlas para un futuro más limpio, digital y resiliente.
  • Aumentar la dotación de InvestEU, el programa emblemático de inversión de Europa, hasta un nivel de 15 300 millones de euros para movilizar inversiones privadas en proyectos por toda la Unión.
  • Un nuevo Instrumento de Inversiones Estratégicas integrado en el seno de InvestEU, con el objetivo de atraer inversiones de hasta 150 000 millones de euros destinadas al impulso de la resiliencia de sectores estratégicos, en particular los vinculados a la transición ecológica y digital, y las cadenas de valor clave del mercado interior, gracias a una contribución de 15 000 millones de euros de Next Generation EU.
  1. Aplicar las lecciones de la crisis:
  • Un nuevo programa de sanidad, EU4Health, que refuerce la seguridad sanitaria y nos prepare para futuras crisis en ese ámbito, con un presupuesto de 9 400 millones de euros.
  • Un refuerzo de 2 000 millones de euros para rescEU, el Mecanismo de Protección Civil de la Unión, que se ampliará y se reforzará para que la Unión esté mejor preparada ante a las crisis futuras.
  • Un complemento de 94 400 millones de euros para Horizonte Europa, que se reforzará para financiar la investigación vital en los ámbitos de la salud, la resiliencia y las transiciones ecológica y digital.
  • Apoyo a los socios mundiales de Europa mediante 16 500 millones de euros adicionales para la acción exterior, incluida la ayuda humanitaria.
  • Otros programas de la UE se reforzarán para ajustar plenamente el futuro marco financiero plurianual a las necesidades de recuperación y las prioridades estratégicas. El refuerzo de otros instrumentos permitirá flexibilizar más el presupuesto de la UE y dotarlo de una mayor capacidad de respuesta.

Alcanzar un acuerdo político rápido sobre Next Generation UE y el presupuesto general de la UE para el período comprendido entre 2021 y 2027 en el Consejo Europeo de julio aportaría un nuevo grado de dinamismo a la recuperación y facilitaría a la UE una poderosa herramienta con la que poner en pie la economía y forjar el futuro.

Sitio web sobre la respuesta de la Comisión al coronavirus

Preguntas y respuestas sobre el MFP y Next Generation EU

Ficha informativa 1 «El presupuesto de la UE impulsa el Plan de Recuperación de Europa»

Ficha informativa 2 «Instrumentos clave de apoyo al Plan de Recuperación de Europa»

Ficha informativa 3 «Financiar el Plan de Recuperación de Europa»

Ficha informativa 4 «Programa de trabajo de la Comisión para 2020 ajustado»