La UE, clave en el apoyo a las democracias en todo el mundo

elections

La UE, clave en el apoyo a las democracias en todo el mundo

 

El impulso a la democracia y la promoción de los derechos humanos y el Estado de Derecho es un pilar de la Unión Europea. Por ello es que la Unión se esfuerzo en promover estos valores en todo el mundo. Uno de los modos más importantes de hacerlo es mediante la observación de las elecciones democráticas en diferentes países.

Esta actividad de la UE es importantísima ya que contribuye a fortalecer las instituciones democráticas mediante la creación de confianza pública en los procesos electorales y la disuasión del fraude, la intimidación y la violencia en los mismos.

Por otro lado, esta labora de observación de procesos electorales refuerza otros objetivos clave de la política exterior de la UE, como la consolidación de la paz, un valor fundacional de nuestra Unión.

Las misiones de observación de elecciones democráticas

La observación de las elecciones democráticas en otros países ofrece una oportunidad sin igual para evaluar los procesos electorales de acuerdo con las normas internacionales vigentes. Y la UE es también líder mundial en la prestación y financiación de asistencia electoral complementaria a la observación electoral.

Mediante ese doble apoyo electoral, la UE contribuye de manera significativa a la promoción de los objetivos de gobernanza y desarrollo.

Como fuerza de vanguardia en la observación internacional de elecciones, la UE ha desplegado desde el año 2000 más de 120 misiones de observación electoral en todos los continentes, salvo en la región de la OSCE (la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa).

¿Cómo se hace la observación de procesos electorales?

Los observadores de la UE, en sus misiones, utilizan la metodología de observación a largo plazo para evaluar los procesos electorales de acuerdo con las normas internacionales y las mejores prácticas para unas elecciones verdaderamente democráticas.

Los objetivos inmediatos de las Misiones de Observación Electoral (MOE) de la UE son:

  • Contribuir al fortalecimiento de las instituciones democráticas.
  • Fomentar la confianza pública en los procesos electorales proporcionando una evaluación informada y objetiva de un proceso electoral.
  • Ayudar a disuadir el fraude, la intimidación y la violencia.
  • Formular recomendaciones sobre la forma en que pueden mejorarse las elecciones y el contexto en que se celebran en el futuro.

Se trata de velar por la igualdad de derechos para todos los votantes y de la igualdad de condiciones para los partidos; de la libertad de expresión y el derecho de acceso a la información; de unos medios de comunicación diversos e independientes.

Siempre sin olvidar que la democracia es un ejercicio para todos los días del año y no sólo para el día de las elecciones.

Metodología y procedimientos de las MOE

El valor añadido que aportan las misiones de observación electoral de la Unión Europea viene dado por la metodología adoptada, unos procedimientos que tienen el objetivo de garantizar la credibilidad de los procesos electorales.

Es importante destacar que las misiones de observación no interfieren en la organización de las elecciones, sino que se encargan de recoger y analizar información lo más objetiva posible sobre el proceso electoral.

A partir de dicha información se realiza una evaluación pública independiente.

Las bases sobre las que se asientan las misiones de observación son la independencia, la imparcialidad, la coherencia, un enfoque a largo plazo y la profesionalidad de los observadores.

Se cubren todas las fases del ciclo electoral: desde la fase preelectoral, pasando por el día de las elecciones y el momento inmediato posterior. El manual para la observación de los procesos electorales detalla todo el proceso.

Todas las Misiones de Observación Electoral respetan las siguientes etapas:

  • Selección de los países prioritarios. El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea –cargo que en la Comisión 2019-2024 ha sido encomendado al español Josep Borrell– identifica países en los que podrían desplegarse las misiones de observación electoral de la UE, en consulta con el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo.
  • Misión exploratoria. El objetivo es evaluar si el despliegue de una MOE de la UE es aconsejable. Además, esta primera misión sirve para asesorar al gobierno anfitrión para que la MOE pueda funcionar plenamente.
  • Selección del jefe de la misión, los expertos del equipo básico y los observadores. El observador jefe es, normalmente, un miembro del Parlamento Europeo. Los expertos se eligen en función de su experiencia previa, y los observadores son nombrados por la Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) a partir de una selección de candidatos propuestos por los Estados Miembros.
  • Despliegue de la misión. La decisión final de desplegar una Misión de Observación Electoral recae en el Alto Representante/Vicepresidente, siguiendo las recomendaciones de la Misión Exploratoria pertinente. En los casos en que no se cumplan todas las condiciones para una Misión de Observación Electoral completa, la UE puede desplegar una Misión de Expertos Electorales. Esas misiones consisten en el despliegue de dos a cuatro expertos varias semanas antes de una elección.
  • Período de observación. Se celebran reuniones periódicas con los funcionarios electorales a nivel nacional, regional y local, los partidos políticos, los candidatos, la sociedad civil y los medios de comunicación de todo el país. Las elecciones se evalúan en función de las normas internacionales, los compromisos regionales contraídos por el país anfitrión y las leyes nacionales.

 

En esta página web podrás consultar muchas de las misiones de observación electoral llevadas a cabo por la UE en los últimos 20 años.